Más de lo que has creído

0

El otro día compartía con una gran amiga, maestra de historia, quien me explicaba como por años se ha creído y enseñado acerca de las medidas de mi hermosa tierra, Puerto Rico. Por todos lados, se dice que nuestra isla mide 100 x 35, pero la verdad es que mide 111 x 39. Además de eso, no somos meramente una isla, somos un archipiélago, lo que nos hace tener mayor extensión aún de lo que conocíamos. Nuestra tierra, además de su isla principal se compone de un numeroso conjunto de pequeñas islas, cayos e islotes -98 en total- que forman parte de la zona costanera.

Y podríamos abundar acerca de lo que esto implica para nuestra tierra, pero te estarás preguntando, posiblemente, cual sea la enseñanza espiritual detrás de esto que te estoy compartiendo. Y es que, con nosotros pasa exactamente lo mismo. Por mucho tiempo no hemos tenido claro quiénes somos. Nos han dicho que somos una pequeña isla, con pequeñas dimensiones, pero hoy es importante que despertemos a la realidad de que somos un archipiélago. Somos mucho más de lo que hemos creído.

Ha habido una urgencia del Espíritu en despertar los hijos del Reino. Aquellos que serán usados como puertas para establecer el reino de Dios en la tierra, por los que la tierra está clamando por su manifestación. Si te miras de la forma que el mundo nos ha definido, jamás podrás verte como realmente eres. Para que el plan de Dios pueda desarrollarse y moverse en tu vida, es necesario que puedas ver la verdad del Padre, lo que Él dice de ti.

Hemos tenido una distorsión en nuestra comunicación con el Padre y es, porque no hemos aprendido a usar su mismo lenguaje. La verdad de Dios se encuentra en su palabra. Cuando comenzamos a relacionarnos con Dios, comprendemos que lo que dice en ella son sus pensamientos, sus planes, sus diseños. Pero nosotros, cargados de dudas, comenzamos a distorsionar la verdad de su palabra y le añadimos nuestras propias expresiones: Padre, si es tu voluntad, Señor, si te place a ti, entre otras.

Sin la certeza de lo que Dios quiere, no podemos proclamar su palabra. Me pregunto cuanto podrá sentirse Dios ofendido con nuestras dudas cuando nos acercamos a él en esa actitud, sabiendo que la verdad de Dios tiene una respuesta – Si y amén, porque todo se encuentra hecho en su totalidad a través de la obra consumada de Yeshua en la cruz, quien cuando finalizó todo pudo decir con certeza de que había cumplido todo lo que el Padre le había encomendado: “Consumado es”.

Después de haberlo hecho todo, y haber vencido sobre todo principado y potestad, fue sentado en los lugares celestiales y fue dado como Cabeza a la iglesia – tu y yo – quien es su cuerpo y lo llena todo. Pero si no te ves lleno de él y en posición de gobierno y sigues mirando esa verdad como una herejía, el Padre no podrá contar contigo como uno de esos hijos a través de los cuales Su Reino será establecido.

Deja de mirarte como el mundo te ve y comienza a verte a través de la verdad del Padre para tu vida. Es tiempo de que entiendas que eres mucho más de lo que has creído y eso lo haces tomando la verdad del Padre sobre ti. Deja que su verdad defina tu vida.

Related Posts

Leave a Reply

My New Stories

The general population does not know what is happening and does not even know that it does not know
Let there be light