Conciencia del tiempo

2

“No hay tiempo” – es la expresión continua de alguien que conozco con bastas y largas experiencias que no pueden vivirse ni ser descritas en esta carne, ni en este plano.

Únicamente alguien que entiende que fuimos creados fuera de este plano, que fuimos inoculados con una experiencia humana, y que no pertenecemos a esta realidad terrenal, puede entender que, ciertamente no hay tiempo. Sabe que el tiempo es una creación, junto con todo aquello que fue creado, para aportar a la experiencia de lo que primero fue formado – tú y yo. Tú y yo fuimos formados en la dimensión de la eternidad y traídos a este plano para vivir con ella.

¡Pero no entendimos! No entendimos nuestra grandeza, nuestra verdad. Esta frustrante realidad en la que vivimos nos hizo olvidar lo que realmente somos y tenemos. Nos hizo olvidar nuestra imagen, a quién realmente nos parecemos y donde fuimos formados.

Hoy es tiempo de entender y manifestar la identidad y la eternidad que están, inevitablemente en nosotros. Porque, por mucho que nos acoplemos a vivir en este plano, ellas no dejan de ser nuestra verdad.

Cada experiencia que ha parecido una lucha en este mundo, ha sido una alarma de nuestro ser interior, de nuestra alma, tratando de dar lugar a lo que ella fue traída a ser y hacer a este plano. Pero nuestra pequeña humanidad (la conciencia del tiempo) ha pretendido acomodarse y desplazar todo nuestro ser interior. Pero lo que realmente da sentido a todo es lo que somos en nuestro interior, allí donde los ojos humanos no ven. Somos infinitos, somos eternidad, somos luz, somos la esencia misma del creador. Y es nuestro ser interno lo que no nos deja conformarnos, lo que nos dice a gritos: “hay algo más, no te conformes”.

Es tu eternidad la que está pidiendo ser manifiesta, la que sabe que en este lado temporal tiene una tarea que hacer que viene desde allá donde no hay tiempo. El creador quiere que manifestemos esa eternidad aquí y ahora.

Hoy hago un llamado a ese ser eterno que hay dentro de ti, ese que sabe que hay algo más y que no se encuentra en este plano. Entra en la intimidad con tu Creador, para que tu Creador te dirija a eso que está escrito dentro de ti que quiere despertar y ser manifestado.

No permitas que lo temporal detenga lo eterno que hay en ti, que lo finito obstruya lo infinito que fue depositado en tu ser. Mientras más te conectes con lo infinito y lo eterno, más entenderás cuan valioso es lo finito y lo temporal que eres en este plano. Suelta y deja de luchar con la conciencia del tiempo. Toma el despertar a lo que verdaderamente eres y déjalo fluir, esa verdad te hará libre.

Related Posts

Leave a Reply

My New Stories