No es el final

2

Si no estás listo para soltar lo viejo, no estarás listo para comenzar algo nuevo. Para que algo nuevo pueda comenzar, necesita encontrar el espacio para acomodarse.
Muchas veces tenemos el anhelo de que llegue a nuestras vidas algo diferente, pero queremos mantener los mismos hábitos, las mismas amistades (que sabemos que no son correctas), frecuentar los mismos lugares, la misma forma de hablar, pensar y actuar, etc. No estamos dispuestos a soltar nada.
Hoy necesitas entender que, para que algo nuevo llegue, debes soltar lo viejo. Aquello que sabes que debes soltar, ese ciclo que sabes que debes cerrar, esa persona que sabes que debes dejar ir, ese lugar donde ya no debes regresar, ese pensamiento que te roba cada vez que lo dejas entrar, ese hábito destructivo que te ha quitado finanzas, tiempo y energía, ese empeño en lograr la atención de alguien que no mereces en tu vida, y muchas cosas más que solo tu conoces.
Es un buen momento para meditar: ¿Qué necesito soltar hoy? ¿ A qué estoy aferrado que no me permite continuar ni progresar? ¿Qué capítulo necesito cerrar y he seguido postergando?
Lo nuevo está esperando por ti, pero hoy tienes que creerlo. Cuando logres soltarte de lo viejo que te ha detenido, entonces estarás listo para lo nuevo de Dios en tu vida. ¿Puedes verte al otro lado? El cambio lo hace una decisión con firmeza y determinación. Voy a ti.

Pues estoy a punto de hacer algo nuevo. ¡Mira, ya he comenzado! ¿No lo ves? Haré un camino a través del desierto; crearé ríos en la tierra árida y baldía.

Isaías 43:19 NTV

Leave a Reply

My New Stories