Tiempo de seguir la luz

Let there be light1

Estamos celebrando la Fiesta de Hanukkah (10 al 18 dediciembr este año), conocida también como Festival de las luces. Quizás no tan común o conocida entre nosotros los del occidente, por causa del calendario gregoriano, que vino a sustituir el calendario hebreo, donde se encuentran todas las fiestas y celebraciones del pueblo de Dios. Las que Dios mismo estableció para su pueblo y las que, por eventos que marcaron la victoria del pueblo de Dios, bajo alguna circunstancia, se establecieron dentro de las fechas de celebración de este.

En la fiesta de Hanukkah se celebra la re-dedicación del 2do templo de Jerusalén, dándole la victoria a los Macabeos – dirigidos por Judas Macabeo, de ahí el nombre de este movimiento- quienes pusieron resistencia para que el templo siguiera siendo el lugar de adoración a otros dioses griegos, lo que estaba desvirtuando el sacerdocio establecido por Dios. Todo lo que estaba en el templo había sido profanado, incluso el aceite con el que se encendía la “menorah” que era un candelabro de 9 velas que representa la luz de la Palabra y el Espíritu Santo. Solo encontraron un poco de aceite que estaba supuesto a durar un día, pero el mismo duró ocho (8) días completos iluminando, lo cual para ellos representó un milagro.  De ahí que Hanukkah se celebre 8 días y cada día se va encendiendo una vela, hasta el ultimo día, como conmemoración a este evento.

Los Macabeos eran la representación de lo que la Palabra llama un remanente. Ya muchos en el pueblo de Dios estaban asimilando esta imposición de adaptar dioses ajenos que habían sido impuestos por el imperio Greco-Sirio. Pero había un grupo pequeño, un remanente, lo que sobra o queda, que no se conformaron a recibir esa imposición de otros dioses. Ellos sabían quien era su Dios y se levantaron por Él, su Dios estuvo con ellos y retomaron el templo que nunca debió haber perdido su propósito o diseño original.

De igual forma hoy, Dios ha guardado un remanente fiel. Por encima de la guerra que el mundo quiere hacer en contra del Reino de Dios, hay unos hijos que, igual que aquellos Macabeos, se levantan con fuerza y al igual que aquella “menorah” van a ser la luz que llevará a otros a la salida de toda situación. Hoy tu necesitas entender que el aceite del Espíritu de Dios ha sido derramado sobre aquellos que, para este tiempo, tienen una misión en sus manos. Y que el Padre de las luces, que somos tu y yo, ha estado recordándonos: No olvides que tu eres la luz, porque saliste de mí, y te puse para iluminar toda tiniebla.

Isaías 60:1¡Jerusalén, luz mía, levántate! ¡Viene tu Luz (Dios)! La Gloria del Señor brillará sobre ti. 2. La oscuridad ahora cubre la tierra y la gente está en tinieblas. Pero el Señor brillará sobre ti, y su Gloria aparecerá sobre ti. 3. Las naciones vendrán a tu Luz (Dios). Los reyes vendrán a tu Luz brillante.                                                                               

Dios está levantando una generación de hijos que gobiernen y que sean la luz que el mundo necesita seguir. No importa cuanta tiniebla pueda haber, la Luz del primer día está en ti y tu resplandeces con ella. Tú eres la gloria manifestada de Jesús por la que la tierra ha estado clamando. Vamos a proclamar y a declarar: “Sea la luz”, para que la misma Luz del primer día, traiga el orden y la claridad que tantos necesitan. Es a través de ti que la luz de Jesús va a entrar a este tiempo de oscuridad y temor que nos ha estado arropando. Así que levántate y resplandece, tú eres la luz.

Leave a Reply

My New Stories

The general population does not know what is happening and does not even know that it does not know
Let there be light